Home
Productos
Caza
Pesca
Camping
Deporte
Defensa personal



Contáctenos




powered by FreeFind


Suscribirse Darse de baja

          Alrededor de 1945, don José Ramón de Artola Hörmann, un inmigrante español, llegado a Chile junto a su señora e hijos, fabricaba pequeños revólveres marca Callart. Cuando su hijo, don Gonzalo Artola contrae matrimonio con doña Luisa Vidal, esta, viendo lo duro que debe trabajar su marido para vender las armas fabricadas por su familia, concibe la idea de crear un local donde exhibirlas. Es así como en 1955 ambos arriendan un lugar en una oficina de un escribano ubicada en la calle Morandé, detrás del ahora ex congreso nacional, y publican avisos en periódicos ofreciendo compra venta de armas, ya que en aquellos tiempos no había importaciones. Luego, en 1956, el edificio donde estaba la primera semilla de Armería Morandé es vendido para la construcción de un nuevo inmueble, es así como la pareja decide arrendar un local al interior de la recién inaugurada Galería Sur, ubicada en la calle San Diego.

          Luego de un tiempo, en 1959, aparece la posibilidad de arrendar un local en la misma galería pero hacia el exterior de San Diego, esta será la actual ubicación de la armería.

          Durante estas fechas, don Gonzalo Artola se asocia con el Comandante Luis Ilabaca Santa María, con quien obtiene la autorización para fabricar escopetas de un cañón, bautizadas con la marca Vanguard, las cuales eran vendidas exclusivamente en Armería Morandé.

          En esta misma sociedad, don Gonzalo con el Comandante Ilabaca deciden intentar instalar una fábrica de cartuchos en el puerto libre de Arica, sin embargo, ya teniendo las autorizaciones, local y terreno para hacer un polvorín, el negocio se hace imposible, debido a que en ese tiempo, durante el gobierno del presidente Jorge Alessandri Rodriguez, el peso estaba a la par del dólar y luego este se hace imposible de sostener y se dispara.

          Posteriormente en 1971, cuando la Unidad Popular llega al Gobierno de Chile, el dueño del local decide salir del país y es así como propone la venta del local, la cual es aceptada por la Armería.

          Cuando el país abrió su mercado al mundo, el año 1979, Armería Morandé comenzó a hacer importaciones, desde España las escopetas Sarrasqueta, desde Italia la marca Luigi Franchi, Atis, Fausti Stephano y Pedretti, desde Brasil las escopetas CBC de un cañón. Además la armería obtuvo la representación de las escopetas Felix Sarrasqueta para Santiago y las armas españolas marca Star

          El 17 de junio de 1988, Armería Morandé se transforma en una sociedad limitada, conformada por los fundadores, su hija y su sobrino.

          Posteriormente, el año 2005, Armería Morandé se abrió al ciberespacio, inaugurando su sitio web, creado y administrado por el nietro de los fundadores.

          Es así como se tejieron los ya 53 años de la armería, la cual sigue teniendo la misma calidez de siempre, caracterizada por un trato personalizado y atendido por sus propios dueños.

Top